Seleccionar página
¿Qué cubre la pensión de alimentos?

¿Qué cubre la pensión de alimentos?

¿Qué cubre la pensión de alimentos?

En los últimos meses, nos hemos dado cuenta de que el verano se ha convertido en una época conflictiva para los padres divorciados. Actividades extra-escolares, escuela de verano, piscina u otros deportes, repaso de las materias estudiadas durante el curso… ¿forman parte de la pensión de alimentos? O, por el contrario, ¿son considerados gastos extraordinarios?

Aunque esto está definido en los Convenios Reguladores, es una duda habitual. Desde nuestro despacho de abogados en Denia preferimos escribir esta entrada y aclararos a todos aquellos que tenéis dudas lo que ocurre en estos casos.

¿Qué es exactamente la pensión alimenticia?

En los divorcios o separaciones la mayoría de cuestiones y dilemas suelen ir alrededor de la pensión de alimentos, una obligación de gran importancia para proteger el interés de los hijos que la pareja comparta.

Se trata de una asignación mensual, que se repite de manera periódica y se ingresa en la cuenta del padre custodio (aquel que cuida del hijo/s en común la mayor parte del tiempo). Esta pensión entiende como una obligación el pago de todos los gastos extraordinarios que surjan, aunque requieran de una aportación mayor a la habitual.

Es por esto que, en todos los casos, ambos progenitores se ven obligados a prestar alimentos a su hijo/s en común menores de edad, o mayores en período de formación y sin ingresos propios (por causas que no los culpen).

La definición de “alimentos” para la Ley comprende todos los gastos inamovibles de “asistencia médica, alimentación, educación, instrucción, vestimenta, así como vivienda digna”, siendo el beneficiario de la prestación el hijo/s a cargo.

Calculo de la pensión de alimentos

La pensión alimenticia se calcula en base a una serie de factores, a continuación:

  • Las posibilidades económicas del progenitor no custodio
  • Las necesidades del hijo o hija.
  • El número de hijos en común.
  • El patrimonio de ambos progenitores.

No obstante, existe una pensión alimenticia mínima, también llamada “de subsistencia”. Por norma general en España, hablamos de un mínimo de 150 € al mes. Y, se fije la cuantía que se fije, esta puede variar si ocurre alguna de las siguientes situaciones:

  • Cuando aumente o disminuya el patrimonio del progenitor no custodio.
  • Cuando varíen a más o menos las necesidades del hijo/s en común.

¿Cuáles son los gastos que debe cubrir la pensión alimentaria?

Para comprender cuales son los gastos que cubre la pensión de alimentos, debe saberse que existen tres tipos de gastos: ordinarios, extraordinarios y voluntarios. Los dos primeros, aunque se dividan en los que son previsibles o no, son obligatorios a cubrir por el progenitor no custodio. Esto quiere decir que, cualquiera de las actividades veraniegas que entre en las categorías consideradas básicas por la Ley, tiene la necesidad de ser cubierta por el alimentante.

Los gastos voluntarios conforman parte de las actividades extra-escolares, pero sólo aquellas que no conforman parte del desarrollo del alimentado, no han sido recomendadas por un médico (casi habitual de la natación) o no fueran gastos no previsibles (cuotas sorpresa, de las que no se tenía conocimiento, sí deben pagarse).

A continuación, y para terminar con el artículo, compartiremos una lista de los gastos ordinarios y extraordinarios que existen. Los que no entraran dentro de estas listas, pueden considerarse voluntarios siempre con el asesoramiento de un experto en pensión alimenticia.

Gastos ordinarios:

  • Actividades extra-escolares previsibles
  • Campamentos o cursos de verano
  • Cuotas y gastos escolares
  • Cursos de idiomas o clases particulares periódicas
  • Desplazamientos para cumplir con el régimen de visitas
  • Enseñanza obligatoria
  • FP y universidad
  • Fiestas de cumpleaños
  • Gastos de embarazo y parto
  • Gastos por colegio / universidad privada
  • Guardería
  • Sanitarios (SS)
  • Viajes al extranjero
  • Vivienda

Gastos extraordinarios

  • Actividades extra-escolares indispensables
  • Clases de apoyo por bajo rendimiento académico
  • Gastos en la obtención del carné de conducción
  • Gastos médicos, quirúrgicos, terapéuticos y farmacéuticos no cubiertos pero necesarios
  • Traje primera comunión (según convenio)

Abogados en Denia expertos en divorcios, separaciones y pensiones alimenticias

Si necesitas asesoramiento y ayuda legal con cualquier cuestión o litigio que concierna al ámbito de los divorcios, separaciones o pensiones de alimentos disponemos de abogados especialistas, con una amplia experiencia y trayectoria en el sector. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de un sencillo cuestionario, y te ofreceremos una primera consulta completamente GRATIS.

¿Diferencias entre separación y divorcio?

¿Diferencias entre separación y divorcio?

Qué cuestiones tener en cuenta antes de tomar la decisión de separación o divorcio

Cuando uno piensa en la separación de pareja, además de la compleja decisión a nivel emocional, nos asaltan mil dudas legales. Una de las más habituales es ¿qué diferencia existe entre la separación y el divorcio? ¿Cuál es el proceso más adecuado para mi caso concreto?

En el ámbito legal, la principal diferencia entre la separación y el divorcio es la separación implica el cese legal de la vida en común de la pareja, del compromiso legal de fidelidad y de ayuda mutua, pero no extingue el vínculo legal del matrimonio. La separación no cambia el estado civil de la persona y el divorcio sí, por eso tiene efecto entre la pareja pero no frente a terceros..

A nivel patrimonial, tanto el proceso de divorcio como el de separación permiten que se produzca la división de los bienes comunes, o la disolución de la sociedad de gananciales en caso de estar casados en régimen de gananciales. Tampoco seguirán siendo herederos el uno del otro después de la separación legal (si no hay testamento).

El tipo de proceso.

En cuanto al proceso judicial o notarial, es prácticamente el mismo. Eso sí, ante una reconciliación, si la pareja se ha divorciado y quisiera formalizar su vínculo debería volver a casarse. En cambio, en caso de separación el vínculo que les une es el de un matrimonio. Ambos procesos requieren que se acuerden las medidas respecto a los hijos comunes: guarda y custodia, régimen de estancias, ejercicio de la patria potestad, gastos familiares, adjudicaciones patrimoniales, el uso del domicilio familiar, etc.

A nivel fiscal, si tenéis hijos en común, es previsible que al cambiar la situación familiar las retenciones de cara a Hacienda podrían verse modificadas, por eso te recomendamos que consultes tu caso concreto con un especialista. Además, tanto la separación como el divorcio eliminan los derechos sucesorios entre los cónyuges.

A nivel de vínculo, las dos personas no pueden casarse de nuevo, igual que ante una reconciliación no tendrían que volver a casarse porque el matrimonio no se ha extinguido.

Nuevos tiempos para el Divorcio.

Hace algunos años ya, las parejas debían separarse y después podían acceder al divorcio. La modificación de la Ley que permite acceder directamente al proceso de divorcio trató de agilizar y abaratar los procedimientos de familia. Aun así, no se elimina la opción de separarse antes de tomar la decisión de divorciarse.

¿Cómo decidir qué procedimiento es mejor para cada caso? En la mayoría de casos se trata de una decisión más emocional que estratégica, aunque puede tener su transcendencia dependiendo de las circunstancias concretas del caso, por ejemplo a nivel económico. Por eso te recomendamos que te asesores con un experto para valorar todas las opciones.

Antes de tomar la decisión es importante que cuentes con información experta, suficiente y adaptada a tu caso concreto. Tómate el tiempo de contrastarla y asimilarla.

Te animamos a que contactes con nosotros para concertar una primera cita gratuita en Valencia y Alicante, en la que podamos asesorarte sobre tu caso concreto y que conozcas nuestra forma de trabajar.